viernes, 31 de mayo de 2013


UNIÓN DE LAS PERAS

 ANTECEDENTES HISTORICOS

Entre los años 1850 a 1860 aproximadamente, en las comunidades de Ocoapa y Tepecocatlán existían graves conflictos agrarios, ambos con la finalidad de extender sus tierras. Se sabe que en aquel tiempo los habitantes de Moyotepec, comunidad aglutinada a Ocoapa. Se cuenta que armados acudieron a defender las tierras de Ocoapa en las colindancias con la otra localidad. Durante su estancia en el hoy Unión de las Peras, observando que había lo necesario en ese lugar para formar una ranchería, y debido a que las tierras eran comunales decidieron quedarse a vivir ahí. Estos señores fueron Bonifacio Bruno, Feliciano Guzmán, Filemón Ramírez y Miguel Galeana; los otros decidieron regresarse a Moyotepec. Don Feliciano Guzmán decidió ir a vivir al actual  Tejocote.

Años mas adelante, llegaron otras familias más y don Bonifacio Bruno tuvo mas hijos, por lo que la ranchería fue creciendo lentamente. En éste  lugar que no tenía ningún nombre en especial, vivieron  familias conformadas por los señores Gonzalo Díaz, Francisco González,  Santos Peralta, Catarino Flores, Ceferino Vázquez, Valente Vázquez, Pedro García (estos últimos tres, medios hermanos de Sebastián Bruno), y *Delfino Nepomuceno (quien vivió donde actualmente se encuentra la casa de Felipe Bruno Candia). Algunas de estas personas, con el afán de hacerse de mas tierras, armados se fueron a vivir en frente del hoy Tenexcalcingo, quedando solo Sebastián Bruno y sus hermanos.

Entre 1910 y 1915, el Señor Santos peralta consiguió una pequeña estampa de la Virgen de Guadalupe, mismo que junto con los señores Sebastián Bruno, José Rojas (hermano de Sebastián Bruno), lograban conseguir que otras personas la idolatraran, por lo que decidieron hacerle fiestas en su honor, motivo por el cual a la ranchería le pusieron el nombre de Plan de Guadalupe.

Santos peralta y sus hermanos, vivieron donde hoy se encuentra la casa de Pedro Bruno Flores y parte de lo que hoy es la antigua escuela primaria, entre ellos Maurilio Peralta, Andrés Peralta, quienes siguiendo mejoras en sus vidas se fueron a la sierra.

En 1935, muere don Bonifacio Bruno, quien por cuestiones legales, no podían enterrar en cualquier lugar si no es autorizado por las autoridades eclesiásticas y municipales, por lo que fue llevado a sepultar hasta Malinaltepec. En el año de 1936,  ya con categoría de Comisaría la comunidad de El tejocote, se le autorizó un espacio para panteón municipal, siendo comisario don José Bruno López. Y  de esa fecha, comenzaron a darle uso a su nuevo panteón.

Aproximadamente 1960, el profesor Constantino Rojas B. vino a visitar a don Sebastián Bruno López  en Plan de Guadalupe, y pudo observar que en el lugar había muchas plantas de tejocote, por lo que se ofreció injertar la pera sobre esta planta(tejocote). Esta planta, se desconoce donde realmente la consiguió, algunos cuentan que la trajo de Puebla y otros dicen que de Atlixtac. Convencido Don Sebastián dejó que cortaran sus árboles y se hicieron los primeros injertos. Aquí cabe resaltar que la primera planta injertada fue el de Don Miguel Bruno Oropeza, la cual se encuentra justo hoy en el patio de Moisés Bruno Molina. La segunda planta injertada fue en el terreno de don Teodoro Bruno Oropeza, la tercera y última planta en el patio de Don Antioco Bruno Oropeza.

Al crecer los hijos de Sebastián Bruno, unos lograron trabajar para el gobierno, como es el caso de Felicitos Bruno Oropeza, quien logró estudiar para maestro. Al momento de realizar su Tesis, decidió ponerle a la comunidad el nombre de La Unión de las peras, debido a que observó que los pocos habitantes de la comunidad estaban muy unidos, por eso lo de La Unión. Aunque también pensó en ponerle “La Unión de las personas” debido a que se dice que desde tiempo atrás, la ranchería se consideraba un lugar estratégico de reunión de personas para tratar asuntos diversos, como lo son de Moyotepec, El Tejocote, y Plan de Guadalupe. Debido a que una actividad económica fuerte que comenzó a distinguir a la comunidad era la producción de pera, decidió ponerle el nombre de "La Unión de Las Peras". Definido el nombre fue registrado oficialmente ante las instancias de gobierno.

Para el año de 1993, siendo comisario municipal El Profesor Antioco Bruno Oropeza, propuso bajo oficio que La Unión de Las Peras se cambiara de nombre por Unión de Las Peras., mismo que fue aprobado por el Ayuntamiento Municipal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario